EL MECD no dejará nunca de sorprendernos. Si hace unos meses, cuando SATE-STEs exigió al Ministerio un esfuerzo para reducir las ratios mediante la apertura de nuevas aulas en los espacios que hay en Melilla y no sólo de las cuatro aulas modulares prometidas, titularidad bien del Ministerio bien de la Ciudad Autónoma, el Director Provincial nos instó a que dijéramos en qué espacios se podía hacer, hoy nos sorprende en prensa con que dispone de espacios del propio Ministerio para abrir cuatro nuevas aulas, ante el nada inesperado retraso de la puesta en marcha de las aulas modulares.

SATE-STEs ha demandado reiteradamente que se creen nuevas unidades, no sólo las cuatro aulas que el Ministerio se ha avenido a abrir para el próximo curso, dado que las insufribles ratios que padecemos así lo exigen. Con igual reiteración hemos defendido que la situación es insostenible y que, por ello, era imprescindible recurrir a todos los espacios disponibles de la ciudad para hacerlo, ya que, de acuerdo con datos del propio MECD, en nuestra ciudad hacen falta unos 180 docentes para igualar la ratio de alumnos por docente a la media del Estado.

Desgraciadamente, el tiempo acaba dando la razón a SATE-STEs una y otra vez. En varias ocasiones denunciamos que las aulas modulares no estarían a tiempo porque los plazos eran ajustados y no se veía movimiento alguno, y así ha sido. Más de una vez pedimos a la Dirección Provincial que se habilitaran los espacios disponibles para abrir nuevas aulas, y con ironía se nos instó a decir qué espacios eran esos; sin embargo, hoy se sacan esos espacios de la chistera.

La situación de saturación es tan grave que no se puede permitir que haya espacios vacíos mientras nuestros hijos e hijas se hacinan en las aulas en condiciones que pueden llegar incluso poner en riesgo su seguridad, mientras aspirantes a la docencia bien preparados engrosan las listas del paro. El cumplimiento de la ley no parece ser un acicate para el Ministerio, ya que año tras año permite estas ratios ilegales y se limita a tímidas acciones más de maquillaje que de impacto real en la reducción del número de alumnos por aula hasta llevarlas a cifras legales.

Por tanto, SATE-STEs exige al MECD que coja el toro por los cuernos y haga uso de todas las posibilidades a su alcance. Con los datos ya reconocidos por el propio Director Provincial, el próximo curso sí es posible abrir ocho nuevas aulas: las cuatro del “plan B” y las cuatro aulas modulares del antiguo cuartel de Santiago. Si así se hiciera, el retraso de estas últimas hasta el mes de octubre sería un mal menor.

Melilla, 30 de mayo de 2017                                                                                                                        El Secretariado de SATE-STEs